Cooperativismo

INTRODUCCIÓN

Para que un sistema democrático se profundice es necesaria la participación activa de todos los sectores de la sociedad.
Bandera-ACIEsta participación debe ir acompañada del conocimiento de la estructura del Estado y su marco jurídico, por parte de los ciudadanos.
Nuestra comunidad necesita imperiosamente de una sociedad civil fuerte, con organizaciones y entidades capaces de proponer, realizar, desarrollar ideas, proyectos y procesos que contribuyan al ejercicio de la ciudadanía, entendiéndola como el derecho legítimo de las personas a tener y ejercer derechos.
Por lo tanto, la ciudadanía es, no sólo la capacidad para ser miembro de una sociedad sino también la lucha por la inclusión en la misma, por el acceso a los derechos que consagra esa sociedad, donde también se pone en juego la relación entre el Estado y los miembros de la comunidad.
Es por eso que las Organizaciones Cooperativas juegan un rol muy importante en la democratización de las relaciones sociales por ser espacios privilegiados de participación y por la calidad de la misma que su funcionamiento posibilita.

ORGANIZACIONES SOCIALES. Las organizaciones de Base

LAS DE BASE son aquellas organizaciones que surgen espontáneamente entre individuos que se unen detrás de un objetivo común. De esta manera, se busca satisfacer distintas necesidades que de forma individual resulta muy difícil concretar. Son, por ejemplo: las Asociaciones Civiles, Centros Vecinales, Entes Promotores, Cooperadoras Escolares, Policiales, Hospitalarias, Mutuales, Cooperativas, etc.

Cumplen una importante función social y son reguladas por el Estado a través de su cuerpo normativo.En ese marco jurídico, las Mutuales y Cooperativas son Organizaciones sin fines de lucro y democráticas. Es decir, que las normas determinan que la toma de decisiones recae sobre el conjunto de los asociados o “Asamblea”, quienes delegan en un grupo de asociados, el Órgano de Conducción, elegido democráticamente entre ellos, para ejecutar esas decisiones y en otro grupo delegan el control de las acciones que se denomina Órgano de Fiscalización o control. Es claro que, en esa asignación de roles y funciones se reproduce el mismo esquema de división de poderes en las instituciones principales de la Organización del Estado.

Las Cooperativas: Valores, Principios y Características.

ORIGEN DEL COOPERATIVISMO

El Movimiento Cooperativo nació en el marco de la Revolución Industrial, durante el siglo XIX, como sociedades de ayuda mutua para la defensa de intereses colectivos y tenían como objetivos conseguir bienes de consumo para sus asociados en las mejores condiciones posibles de precio y calidad (cooperativas de consumo) o producir y canalizar esta producción hacia el mercado, evitando intermediarios, para maximizar las rentas de los cooperativistas.

El cooperativismo surge como gran alternativa, la filosofía de trabajo solidario, ayuda mutua y la primacía del hombre. Fue en el año de 1844, cuando 27 hombres y una mujer fundaron la
primera Cooperativa en el poblado de Rochdale, Inglaterra. De este renacer económico surgen las diferentes Cooperativas en el mundo.
Asimismo, surgen los fundamentos filosóficos, doctrinarios y operativos de las empresas cooperativas en la actualidad.
Una cooperativa es una sociedad organizada voluntariamente por un grupo de personas para servirse asimismo y a la comunidad.
Se basa en la ayuda mutua y la seguridad de que sus asociados trabajan juntos para el bien común.
Las cooperativas no persiguen propósitos o fines de lucro ya que su propósito principal es brindar el mejor servicio a sus asociados.
Una cooperativa es una asociación autónoma de personas, que se han unido voluntariamente para formar una organización democrática cuya administración y gestión debe llevarse a cabo de la forma que acuerden los asociados.
La cooperativa constituye la forma más difundida de entidad de economía social.
Los principios cooperativos constituyen las reglas básicas de funcionamiento de estas organizaciones.
Los principios y valores son los elementos distintivos de las organizaciones y empresas cooperativas. Ya en 1844, los Pioneros de
Rochdale, fundadores de la primera cooperativa de la historia, habían formulado un sistema de principios simple, claro y contundente, que les aseguró la conducción de la organización en beneficio de sus miembros.

Valores

Las cooperativas están basadas en los valores de la autoayuda, la auto responsabilidad, la democracia, la igualdad, la equidad y la solidaridad. En la tradición de sus fundadores, los asociados cooperativos hacen suyos los valores éticos de la honestidad, la transparencia, la responsabilidad y la vocación social.

Principios del Cooperativismo

Primer Principio: Adhesión Abierta y Voluntaria. Las cooperativas son organizaciones voluntarias, abiertas a todas las personas capaces de utilizar sus servicios y dispuestas a aceptar las responsabilidades de ser asociado, sin discriminación social, política, religiosa, racial o de sexo.

Segundo Principio: Control democrático de los asociados. Las cooperativas son organizaciones democráticas controladas por sus asociados, quienes participan activamente en la definición de las políticas y en la toma de decisiones. Los hombres y mujeres elegidos para representar a su cooperativa, responden ante los asociados. En las cooperativas de base, los asociados tienen igual derecho de voto (un asociado, un voto); en las cooperativas de otros niveles también se organizan con procedimientos democráticos.

Tercer Principio: Participación económica de los asociados. Los asociados contribuyen de manera equitativa y controlan de manera democrática el capital de la cooperativa. Usualmente reciben una compensación limitada, si es que hay, sobre el capital suscripto, como condición de asociado. Los asociados asignan excedentes para cualquiera o todos los siguientes propósitos: el desarrollo de la cooperativa, mediante la posible creación de reservas, de las cuales al menos una parte debe ser indivisible; los beneficios para los asociados en proporción con sus transacciones con la cooperativa; y el apoyo a otras actividades, según lo aprueben los asociados.

Cuarto Principio: Autonomía e independencia. Las cooperativas son organizaciones autónomas de ayuda mutua controladas por sus asociados. Si entran en acuerdos con otras organizaciones (incluyendo gobiernos) o tienen capital de fuentes externas, lo realizan en términos que aseguren el control democrático por parte de sus asociados y mantengan la autonomía de la cooperativa.

Quinto Principio: Educación, entrenamiento e información. Las cooperativas brindan educación y entrenamiento a sus asociados, a sus dirigentes electos, gerentes y empleados, de tal forma que contribuyan eficazmente al desarrollo de sus cooperativas. Las cooperativas informan al público en general, particularmente a los jóvenes y creadores de opinión acerca de la naturaleza y beneficios del cooperativismo.

Sexto Principio: Cooperación entre cooperativas. Las cooperativas sirven a sus asociados más eficazmente y fortalecen el movimiento cooperativo, trabajando de manera conjunta por medio de estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales.

Séptimo Principio: Compromiso con la comunidad. Las cooperativas trabajan para el desarrollo sostenible de su comunidad por medio de políticas aceptadas por sus asociados.

Órganos Sociales de una Cooperativa

Las Cooperativas tienen un órgano máximo de resolución que se reúne periódicamente y que está conformada por todos los asociados de la cooperativa, éste órgano se llama Asamblea. La Asamblea designa a un grupo de sus integrantes para que administren los recursos de la organización y ejecuten las resoluciones tomadas en la Asamblea, este órgano se llama Consejo de Administración. La Asamblea también designara mediante voto secreto a uno o más asociados la Sindicatura o Comisión Fiscalizadora.

Los Órganos Sociales de una Cooperativa son entonces:

  • El Consejo de Administración.
  • La Asamblea.
  • La Sindicatura o Comisión Fiscalización.

Las cooperativas al ser democráticas también se organizan reflejando la división de poderes. Es por eso que el Consejo de Administración es el encargado de administrar los recursos y ejecutar las decisiones emanadas de la Asamblea. La Asamblea es quien elabora y aprueba el Estatuto Social, delibera y decide sobre el cumplimento del Objeto social, o sea que cumple una función legislativa. Por su parte la Sindicatura o Comisión de Fiscalización es la encargada de controlar que los otros dos órganos cumplan con sus obligaciones como así también de garantizar los derechos de los asociados y la legalidad de los actos realizados por la cooperativa.

A %d blogueros les gusta esto: