Cuando tres es mejor que dos

Cuestión de patas

Todos los artefactos eléctricos deben tener ficha de tres patas planas: una para el polo «vivo», otra para el «neutro» y la última para la «tierra». Esta tercera espiga, la de la tierra, brinda protección ante eventuales fallas en aislación de los equipos; así, cualquier descarga eléctrica va a tierra. En cambio, con enchufes de dos patas redondas, las descargas eléctricas van directamente al cuerpo del que toca el aparato.

¡Ojo!: enchufes de patas  redondas  no  corren  más  y  no debe  usarlos.